10 consejos antes de comprar un proyector que debes conocer

Ok, te has lanzado a buscar proyector. Pero, ¿sabes qué información debes conocer de estos maravillosos dispositivos antes de comprar uno? Si la respuesta es no, entonces no te pierdas estos 10 útiles consejos antes de comprar un proyector.

Puede que lo necesites para apoyarte en clases o presentaciones. Puede que quieras montarte ese auténtico cine en casa para ver tus películas o series favoritas. O la tele. O invitar a tus amigos a ver el fútbol o el basket en alta definición. Son muchos los motivos, pero si desconoces estos maravillosos dispositivos seguro que te sentirás más perdido que Pinocho en el Ikea.

La verdad que puede resultar frustante abrir un comercio online como Amazon, Aliexpress u otro cualquiera, y comprobar que tienes que decidirte entre cientos de artículos.

consejos para comprar proyector

¿Cuál escoger? ¿Cómo compararlos? Desde luego el precio siempre es orientativo, pero debes conocer qué características te interesan más en función del uso que le vayas a dar. Y proirizarlas por encima de otras.

Si este es tu caso, échale un ojo a esta infografía con los 10 consejos que debes conocer antes de comprar un proyector. Seguro que te ayudarán a tomar la decisión adecuada. Y sobre todo, a no tener después esa sensación horrible de que tu compra no fue la mejor que podías haber hecho. Si ves que algún concepto te suena a chino, écha un vistazo a nuestro diccionario de términos con las características de un proyector.

10 consejos antes de comprar un proyector

Conoce las diferentes tecnologías

Es bueno que conozcas las diferentes tecnologías que existen, así como sus pros y sus contras. Aunque a decir verdad, no debería ser un punto excluyente en tu decisión. A día de hoy han evolucionado mucho como para mejorar sus puntos débiles.

  • LCD: destaca por su brillo y la naturalidad de sus colores. Sin embargo requiere de mantenimiento limpiando los filtros.
  • DLP: destaca por su contraste y mayor nitidez, y no requiere de mantenimiento. Sin embargo, suele producir ruido al incluir una paleta de colores. En la tecnología de 3 chips se evita esta rueda de color y por tanto el ruido, pero encarece el producto.
  • LCoS: una combinación de ambas tecnologías. Pero menos implantada en el mercado y más cara.
  • LED: no es una tecnología de proyección como tal, sino que hace referencia a la fuente de luz empleada. Más eficiente, alarga la vida útil y permite el desarrollo de proyectores mucho más pequeños. Sin embargo, no consigue el mismo brillo que una lámpara tradicional.
  • LASER: la última en entrar a escena. La fuente de luz es láser. Presenta mayores ventajas que el led, pero a día de hoy son más caros.

Por tanto, el LED y el Laser son tecnologías de iluminación alternativas a la lámpara tradicional que se combinan con las otras. Incluso hay una tecnología de láser led híbrida.

Formato de la proyección

Lo que importa realmente es el “formato nativo“, no los formatos que acepta que serán muchos. El nativo es para el cual se ha fabricado, y por ende, en el que mejores resultados ofrecerá.

Y la elección dependerá del contenido que vayamos a visualizar:

  • Formato panorámico 16:9 – para el uso doméstico, pues las películas, videojuegos y demás contenido multimedia suele estar siempre en este formato.
  • Formato 4:3 – para su uso en aulas o empresas, que es el formato más habitual en los ordenadores.

Luminosidad o brillo

Se mide en lúmenes ANSI. Como norma general:

  • Para casa: si vamos a estar a oscuras, más de 1.000 lúmenes será excesivo. No compensará el gasto puesto que seguramente no percibamos la diferencia. Una buen potencia lumínica se necesita principalmente para contrarrestar la luz ambiente.
  • Para presentaciones: si vamos a tener algo de luz ambiente, debemos irnos a los 2.500 lúmenes. Y si va a ser más que “algo”, es decir, que va a entrar luz ambiente sí o sí porque no podemos bajar las persianas, porque las cortinas apenas quitan luz, etc… Entonces debemos irnos de 3.000 lúmenes para arriba.

Contraste

El contraste es la relación que existe entre el punto más claro y el más oscuro. Una relación 1.000:1 quiere decir que el punto más oscuro lo es mil veces más que el punto más claro.

Resoluciones por debajo de 1.000 suelen ser muy pobres. A partir de 2.000 empezamos a notar la diferencia, pero es ya en 5.000 cuando de verdad se nota la calidad cinematográfica. Y por favor no confundir con el contraste dinámico, que mide la relación en diferentes momentos para proyectores que utilizan un iris. Esto adultera la cifra para conseguir contrastes dinámicos de hasta 150.000:1. Cuanto mayor sea el dinámico mejor, pero no lo confundáis con el contraste nativo o estático, pues las diferencias son abismales.

De todas formas, para que se aproveche al máximo el contraste, éste debe ir ligado al brillo. De nada nos servirá tener una resolución muy potente si no le llega el brillo suficiente a la imagen como para disfrutarlo.

Resolución

La resolución puede ser un parámetro alguno confuso por la variedad de formatos y estándares que existen. Como consejo, lo mejor es quedarse con que a mayor resolución, mejor calidad de la imagen. Obvio, ¿verdad?

Pues entonces quédate con estos datos:

  • La resolución de pantalla se mide en píxeles de ancho por píxeles de alto (800 x 600 por ejemplo es un estándar muy común para 4:3 y en 16:9 HD es 1280 x 720).
  • Que la resolución HDTV es la archiconocida Full HD, y que también podrás verla como 1.080i ó 1.080p. La “p” hace referencia a una proyección progresiva, mejor que la la “i” que es entrelazada.
  • Y que la tecnología Full HD ha sido mejorada. A día de hoy podemos encontrar la resolución ultra HD. También conocida como 4k, ya que básicamente lo que ha hecho es multiplicar por 4 la resolución Full HD.

Tamaño y distancia de la pantalla

El tamaño que tendrá la imagen proyectada lo determina el factor de proyección o como se dice inglés “throw ratio“. Es la relación que hay entre la distancia y el ancho de la pantalla. Por ejemplo, la más común de 3:1 significa que si colocamos el proyector a 3 metros, el ancho de la pantalla será de un metro.

Básicamente tendremos que elegir entre los proyectores de tiro corto, para ponerlos debajo de la proyección, como en una mesa baja a medio metro de distancia. Y los “tradicionales”, que se suelen colocar a 3 metros de distancia y permiten colgarse del techo para que no estorben.

Además, muchos de los nuevos dispositivos cuentan con la “función keystone“. Una maravilla que nos permite ajustar el tamaño y el enfoque. Y si el dispositivo que compres no cuenta con esta función, tampoco te agobies. Nada que no se pueda resolver con un poco de paciencia moviendo el proyector o tocando los ajustes de configuración como el zoom.

Por otro lado, en los manuales siempre encontrarás información detallada para configurarlo. Y las marcas siempre ponen en sus webs el tamaño de la proyección que obtendrás según a qué distancia lo coloques (aquí el ejemplo de Optoma). ¡Sólo faltaba que después de comprarlo no consigamos el tamaño y distancia adecuados!

Conexiones

Además de las básicas como el HDMI o el USB, nunca está de más que pueda contar con una salida compuesta para el audio, que nos permita conectar unos altavoces externos. Aunque hay proyectores con un audio muy conseguido, nunca será tan personalizable como unos buenos altavoces colocados estratégicamente.

Tamaño y peso

Aquí el tamaño sí importa. Cuanto menos ocupe y menos pese, será más ligero y nos permitirá desplazarlo con una mayor comodidad.

Aunque no busquemos un mini proyector, el tamaño puede ser un factor importante. Puede que en un determinado momento necesitemos empezar a sacarlo de su lugar habitual, y llevar con nosotros un mamotreto nos echará para atrás, perdiendo versatilidad y haciéndonos la pregunta del millón: ¿por qué me compré este pedazo de monstruo?

Extras y accesorios

Algunos harán que la decisión de compra decante la balanza por un modelo u otro a precios similares. Algunos muy interesantes pueden ser la capacidad de múltiples conexiones, la TDT incorporada, smart TVimagen 3D, conexión bluetooth o wifi. Y aunque parezca una obviedad, si lo vamos a usar para presentaciones, no está de más que nos incluya un mando para pasar las diapositivas a golpe de clic.

Mantenimiento

Por último, si nos decantamos por un proyector de lámpara tradicional y no queremos llevarnos luego un susto, resulta útil conocer de antemano:

  • Vida útil: así sabremos cuándo nos tocará cambiarla más o menos.
  • Precio de sustituir la bombilla del proyector: así nos haremos una idea de lo que nos costará sustituirla cuando empiece a darnos problemas o termine de fundirse.

Como consejo, si el fabricante no indica la vida útil de la lámpara, es que ésta será más bien corta.

CONCLUSIÓN

Espero que este artículo con consejos antes de comprar un proyector te haya servido de ayuda y puedas afrontar con mayor seguridad el reto de comprarte uno de estos maravillosos dispositivos que te harán disfrutar como un enano.

Ya conoces las características que debes comparar para saber si un proyector es mejor que otro. Y sobre todo, en cuáles debes fijarte dependiendo del uso que vayas a darle. Recuerda:

  • Si buscas un proyector para casa, donde podrás controlar las condiciones, fíjate sobre todo en el contraste y la resolución para obtener una mayor calidad del visionado. También te pueden interesar algunos extras como el wifi o la TDT incorparada.
  • Si al proyector le darás un uso profesional, entonces seguramente estemos condicionados por la luz ambiente y debamos preocuparnos sobre todo por el brillo, la potencia lumínica. Esto nos permitirá un correcto visionado tanto de las personas más alejadas, como contrarrestar la luz externa.
  • Y si buscas un mini proyector procura balancear bien las características para no pagar demasiado sobre precio por el artículo.

Y vosotros, ¿ya os habéis comprado uno? ¿Qué fue lo que decantó la balanza para tomar la decisión?

Os esperamos en los comentarios, y si el artículo os ha resultado útil os agradecemos mucho que dejéis vuestra valoración.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (8 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Deja un comentario